12 alimentos para mejorar tu función hepática

Optimizar su función hepática puede ser tan simple como incluir algunos alimentos ideales en su dieta y renunciar a las grasas trans, el alcohol y el azúcar.

El consumo regular de algunos alimentos saludables puede ayudar a mejorar la función hepática. Aunque solemos descuidar este hecho, la dieta es decisiva para que este órgano funcione de forma óptima. Incluso como señala una publicación en Molecular Aspects of Medicine , los alimentos ricos en antioxidantes y ácidos grasos poliinsaturados son beneficiosos.

La importancia del hígado

Puede subestimar su hígado y pensar que es simplemente “otro órgano” junto con sus pulmones, estómago y corazón. Sin embargo, su trabajo es tan importante como bombear sangre o suministrar oxígeno. Eso es porque su hígado tiene el duro trabajo de eliminar las toxinas que se acumulan en su cuerpo.

Esto significa que tu cuerpo se mantiene limpio gracias a tu hígado . Los problemas surgen cuando se sobrecarga. Es decir, cuando tiene que excretar demasiados “desechos”, se sobrecarga y ya no puede hacer su trabajo. Esto resulta en diferentes enfermedades y síntomas.

A su vez, como indica una publicación del Centro Nacional de Información Biotecnológica , el hígado es el encargado de producir bilis, una segunda vía para desintoxicar el organismo y metabolizar las grasas y proteínas de los alimentos que ingerimos.

Si este órgano no funciona correctamente, su cuerpo no tiene forma de limpiarse o absorber los nutrientes. Sus ojos, cerebro, corazón y riñones dependen de su hígado para funcionar. Tu sangre lo necesita para deshacerse del alcohol, por ejemplo.

Además, juega un papel esencial en la destrucción de los glóbulos rojos enfermos, la descomposición de la hemoglobina y la insulina, así como el almacenamiento de vitaminas y minerales.

Alimentos para mejorar tu función hepática

Los alimentos que mejoran la función hepática son aquellos que contienen sustancias como antioxidantes, grasas saludables y vitaminas y minerales esenciales. Aunque muchas veces la descuidemos, la nutrición es fundamental a la hora de prevenir y tratar los problemas hepáticos.

Recomendado  Los beneficios del jugo de limón y el agua tibia

De hecho, en una publicación reciente en la revista Nutrients los expertos concluyeron que los pacientes diagnosticados con enfermedad hepática evalúan su dieta de inmediato y aplican intervenciones dietéticas . ¿La razón? Esto puede ayudar a mejorar su calidad de vida y prevenir complicaciones. Estos son algunos alimentos recomendados.

1. Ajo

El consumo de ajo se asocia con una mejor función hepática. De hecho, un estudio publicado en la revista Advanced Biomedical Research encontró que comer ajo ayuda a reducir el peso y el contenido de grasa en pacientes con enfermedad del hígado graso no alcohólico.

2. pomelo

La toronja es una gran fuente de vitamina C y antioxidantes. Ambos compuestos son necesarios para limpiar el hígado. Además, esta fruta contiene naringenina y naringina. Según estudios , ayudan a proteger el hígado.

3. Lentejas

Uno de los vegetales que pueden mejorar las funciones hepáticas, gracias a sus altos niveles de un aminoácido llamado arginina . Este componente ayuda a eliminar el amoníaco del cuerpo , que puede desencadenar problemas neurológicos como confusión y fatiga.

4. Verduras crucíferas

Las verduras crucíferas como el brócoli resultan útiles en una dieta variada para promover la limpieza del colon.

Esta familia de verduras está formada por el brócoli, la col rizada, las coles de Bruselas y la col roja, entre otras. Ayudan a mejorar la salud del hígado , ya que contienen químicos que ayudan a neutralizar las toxinas.

Por ejemplo, se recomiendan las verduras crucíferas para que los fumadores excreten las nitrosaminas que se encuentran en el humo del cigarrillo.

5. Té verde

Esta infusión es un antioxidante. Tiene la capacidad de favorecer la eliminación de la grasa que se acumula en el hígado. Por lo tanto, optimiza la función hepática.

Un metanálisis publicado en International Journal of Clinical and Experimental Medicine concluyó que consumir té verde de forma regular puede ayudar a reducir el riesgo de enfermedad hepática.

6.Tomate

Además de ser muy ricos y llenos de agua, los tomates contienen una sustancia llamada glutatión que, según un estudio publicado en el World Journal of Gastroenterology , ayuda a proteger el hígado de la enfermedad del hígado graso no alcohólico.

Recomendado  Alimentos que reducen la hinchazón abdominal

7. Verduras de hoja

La rúcula, las espinacas y las acelgas son vegetales que debes incluir en tu dieta. Contienen muchos compuestos “antioxidantes” que neutralizan la acción de los metales pesados ​​que dañan el hígado, estimulan la producción de bilis y eliminan los pesticidas y herbicidas utilizados en las plantaciones.

8.Limón

Este cítrico tiene muchas propiedades, por eso siempre debes tener limón en casa. Entre sus beneficios podemos destacar el hecho de que ayuda a mantener el hígado sano, favoreciendo sus funciones y reduciendo el riesgo de enfermedades .

9. Aguacate

Esta deliciosa fruta americana favorece la función hepática, ya que contiene grasas saludables y compuestos antioxidantes. Comer un aguacate a la semana puede ayudar a prevenir el daño hepático . ¡Deberías sustituirlo por mayonesa!

10. Cúrcuma

Según un estudio publicado en la revista Nutrients , la cúrcuma es una especia saludable para el hígado. Según esta publicación, la curcumina, el principal compuesto activo de la cúrcuma, ayuda a proteger y tratar enfermedades del hígado, inhibiendo el estrés oxidativo.

11. nueces

Este fruto seco contiene arginina, glutatión y ácidos grasos omega-3, estos últimos considerados “grasas buenas”. Un estudio que se publicó en el World Journal of Gastroenterology destaca que este alimento mejora la función hepática, ya que mejora los niveles de enzimas hepáticas.

12. Remolachas

El jugo de remolacha se ha utilizado como adyuvante para mejorar la salud del hígado. Su alto contenido en antioxidantes combate el estrés oxidativo y la inflamación , que aumentan el riesgo de enfermedades hepáticas.

El consumo de estos alimentos como parte de una dieta sana y equilibrada puede ayudar a mantener una función hepática saludable. Sin embargo, lo mejor es consultar a su nutricionista para la mejor dieta para usted.


También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up