9 consejos para combatir el calor

Aunque no lo creas, ducharte con agua fría puede calentarte aún más. Esto se debe a que su cuerpo eleva su temperatura para mantenerla estable. Lo mejor que puedes hacer es ducharte con agua tibia.

El verano es sinónimo de vacaciones, pasar mucho tiempo al aire libre y disfrutar de las cálidas temperaturas. Si sientes que la temperatura a veces se vuelve insoportable, esta serie de trucos y consejos te vendrán muy bien para ayudarte a combatir el calor.

1. Sudar y beber agua

Beber agua antes y después de una sesión de sauna puede ayudar a reducir el riesgo de deshidratación.

La sudoración es un mecanismo de defensa natural para regular la temperatura y mantener el cuerpo fresco. El proceso de enfriamiento lo llevan a cabo millones de glándulas sudoríparas . Estos se colocan en partes específicas de su cuerpo (glándulas apocrinas) y en su piel (glándulas ecrinas).

Sin embargo, sudar durante horas puede provocar deshidratación. Por esta razón, es necesario beber agua regularmente.

Para combatir el calor, no es necesario beber mucha agua helada. Simplemente beba suficiente líquido, a una temperatura fresca. También puedes mojarte los oídos con agua fría de vez en cuando, ya que este sencillo truco ayuda a reducir el calor.

2. Evita ducharte con agua fría

Mucha gente tiende a pensar que las duchas frías bajan la temperatura corporal. Sin embargo, lo que hacen es activar el cuerpo para que aumente la temperatura y no pierda calor.

Después de eso, lo mejor que puedes hacer es tomar una ducha con agua tibia. Es lo suficientemente frío como para bajar la temperatura corporal y evitar que el cuerpo retenga calor.

3. Usa ropa negra

Por lo general, se recomienda usar colores claros. Esto se debe a que la ropa de colores más oscuros concentra el calor.

Sin embargo, también debes reconocer que el cuerpo humano es una fuente de calor. La ropa blanca refleja el calor de tu cuerpo sin dejarlo escapar. En cambio, regresa a su cuerpo. La ropa negra, en cambio, la absorbe.

Además, el uso de colores claros u oscuros depende de las condiciones climáticas.

  • Si hace viento con calor seco, es mejor llevar ropa negra.
  • El secreto se basa en el viento. Evacúa el calor absorbido por la ropa negra. Esta es la razón por la que los beduinos cruzaron el desierto vestidos de negro.
  • Sin embargo, si hace calor y humedad sin viento, la mejor opción sería ropa blanca ajustada.

4. Usa sombrero o gorra

Estos accesorios son importantes para protegerse de los rayos del sol. Procura que sean fibras sintéticas que no absorban el sudor. Además, deben tener ventilación para dejar salir el sudor y el calor.

5. Lleva ropa ligera, holgada y transpirable

Según los investigadores de Damn Science , “la ropa oscura brinda una ventaja siempre que circule algo de aire, sin importar cuán brillante sea” y agregan, “la ropa oscura también absorbe energía (calor) del propio cuerpo. Incluso y, siempre que haya es al menos una brisa ligera, ayuda a disiparla del cuerpo”.

Por ello, muchas personas recomiendan, además de llevar ropa ligera, holgada y cómoda, llevar ropa de colores oscuros, como la ropa negra.

6. Come comidas ligeras

Comer alimentos ricos en vitaminas y minerales te ayuda a mantenerte hidratado y saludable. Los mejores alimentos, por su alto contenido en agua, son las frutas y las verduras. Algunos de los más recomendados son:

  • Peras.
  • Cantalupo.
  • Sandía.
  • Brócoli.
  • Pepino.
  • Lechuga.
  • Tomates.
  • Zanahorias
  • Espinaca.
  • manzanas

7. Come comidas picantes

Los alimentos picantes estimulan la sudoración , lo que en ocasiones puede ayudar a regular la temperatura corporal. Ahora bien, si no te gusta la comida picante o ni siquiera te llama la atención, es mejor que optes por comer frutas ricas en agua como la sandía y el melón.

8. No abuses de las bebidas con cafeína, alcohólicas o azucaradas

Los helados, las bebidas carbonatadas, los jugos de frutas procesados ​​e incluso la cerveza, en lugar de brindar mayor frescura, activan la pérdida de líquidos corporales y en algunos casos aumentan el calor.

Si lo deseas, come este delicioso helado de frutas que tanto te gusta combatir, pero no abuses frecuentemente de este recurso porque puede ser contraproducente para ti, incluso para tu figura.

9. Intenta perder peso

Aplicar frío en zonas como las muñecas, la parte posterior de las rodillas y el cuello es una opción sencilla y útil para combatir el calor. La razón es que las venas y las arterias están mucho más cerca de la piel.

Así, cuando está en contacto con una bolsa de agua fría, la temperatura de circulación de la sangre disminuye. El efecto: más frescura.

Como ves, estos consejos no son tan difíciles de aplicar, así que esperamos que te ayuden a que tu verano sea increíble y, sobre todo, a disfrutar de la temporada de calor. También puedes consultar las recomendaciones del Ministerio de Sanidad español.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up