Blefaritis: causas, síntomas y tratamiento

La blefaritis es una enfermedad que consiste en una inflamación del párpado. Es importante tratarlo correctamente para evitar complicaciones. Sigue leyendo para aprender mas.

Blefaritis: causas, síntomas y tratamiento

La blefaritis es una inflamación del borde del párpado.

Para entender esta condición, es importante recordar que existen varias glándulas encargadas de la secreción de sustancias en el borde del párpado. Algunas de estas glándulas producen grasa. Este tipo se llama glándulas de Meibomio y los problemas con estas glándulas son la causa más común de blefaritis.

Cuando algo bloquea las glándulas de Meibomio , estas no pueden drenar como deberían. Por lo tanto, las bacterias en la piel crecen.

Típicamente, esta condición afecta los párpados de ambos pacientes. Por lo general, esto afecta la parte donde crecen las pestañas . Esto se debe a que aquí es donde se encuentran la mayoría de las glándulas de Meibomio.

Actualmente, la blefaritis es uno de los problemas de visión más comunes. Afecta por igual a hombres y mujeres. Además, puede aparecer en cualquier momento de la vida del paciente.

Los síntomas más comunes de la Blefaritis

Los síntomas más comunes de la Blefaritis

Generalmente, los pacientes con este trastorno tienen algunos síntomas comunes. Por ejemplo, los síntomas más comunes son:

  • Sensibilidad a la luz (fotosensibilidad).
  • Ojos rojos o llorosos. Los pacientes también pueden experimentar ojos secos si las glándulas que los mantienen hidratados están bloqueadas.
  • Hinchazón de los párpados . Además, pueden tender a ser rojizos y grasosos.
  • La necesidad de parpadear con frecuencia , así como hormigueo o malestar. Los pacientes a menudo dicen que sienten como si tuvieran arena en los ojos.
Recomendado  ¿Es malo beber agua fría?

Otros síntomas comunes también pueden incluir:

  • Cambios en las pestañas . En general, puede haber muchas pestañas que comiencen a crecer en la dirección equivocada.
  • Piel seca y descamada alrededor de los ojos y en los párpados. Si el problema persiste en el tiempo, podría formar cicatrices a largo plazo.
  • Sustancias duras y costrosas por la mañana alrededor de los ojos.
  • orzuelos Estas son bolas en la base de las pestañas. Por lo general, son el resultado de una infección y suelen causar molestias.
  • bultos Cuando hay una infección en las glándulas sebáceas, se forma un bulto que incluye tanto la parte externa como la interna del párpado. En este caso, se inflama y se pone rojo.
  • Conjuntivitis crónica.
  • Problemas de córnea por irritación de esta capa u otras lesiones relacionadas.

Posibles causas de la blefaritis

Posibles causas de la blefaritis

Actualmente, los especialistas desconocen cuáles son las causas exactas de este trastorno. Sin embargo, los especialistas aseguran que hay una serie de factores que desencadenan la blefaritis.

Las causas más comunes son:

  • Algo está bloqueando las glándulas sebáceas en los párpados. Habitualmente, una infección bacteriana provoca esta alteración.
  • Dermatitis seborreica u otros trastornos de la piel como la rosácea.
  • La presencia de ácaros, piojos u otros seres vivos en las pestañas que puedan dañar esta región.
  • Reacciones alérgicas a compuestos oculares como medicamentos, maquillaje, etc.
Recomendado  Ejercicios útiles para las venas varicosas.

Los mejores tratamientos para la blefaritis

Primero, los médicos deberán diagnosticar su condición de blefaritis. Un equipo médico usará una serie de pruebas para hacer esto.

Luego determinarán las mejores opciones de tratamiento para cada caso.

Algunos de los métodos terapéuticos más comunes son:

  • Trata el problema de fondo. Esto es especialmente útil para pacientes con rosácea y dermatitis seborreica.
  • Medicamentos antibióticos para tratar infecciones bacterianas en las glándulas sebáceas. Por lo general, los aplicas tópicamente con gotas o cremas. Además, puedes tomarlos por vía oral.
  • Medicamentos antiinflamatorios para reducir la hinchazón de los ojos. Por lo general, estos vienen en forma de gotas o ungüentos.
  • Uso de gotas para los ojos para pacientes con ojos secos.
  • Antihistamínicos si el desencadenante es una alergia.

Cuidado e Higiene

Otro tratamiento importante es el cuidado personal. Puedes hacer esto de dos a cuatro veces al día, y consta de los siguientes pasos:

  1. Coloque una compresa húmeda o una gasa sobre los párpados durante unos minutos. De esta manera, la corteza se desprenderá fácilmente cuando los retire con un paño húmedo nuevo.
  2. Luego, limpia los bordes de tus párpados frotándolos suavemente con otra compresa de agua.
  3. Finalmente, enjuague bien con agua tibia. Para secar correctamente el área, frote suavemente con una toalla limpia.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up