Cómo identificar lunares peligrosos

Muchos lunares son totalmente benignos, pero es bueno saber a qué prestar atención.

Puede encontrar varios crecimientos de piel de diferentes colores en su piel (desde naranja hasta tonos oscuros). Pueden sobresalir o ser planas. Estos crecimientos de la piel se llaman lunares. Son comunes; saber qué lunares son peligrosos es la parte importante.

¿Por que preocuparse?

Aunque los lunares son comunes, algunos lunares pueden ser peligrosos o convertirse en melanoma (cancerígenos). Por eso es muy importante estar al tanto de tus lunares y, después de leer este artículo, echar un vistazo a tu piel.

Si encuentra algo inusual, debe consultar a un dermatólogo. De las tres formas en que se desarrolla el cáncer de piel, la más peligrosa es el melanoma porque puede propagarse muy fácilmente y volverse muy agresivo.

Además, la forma de aparición de este cáncer es muy peligrosa dependiendo de cómo se presente en las células encargadas de teñir la piel (lunares, pecas, marcas de nacimiento).

Cómo identificar los signos de un posible melanoma

1. Asimetría: formas desiguales.

Si ve un lunar o una marca de nacimiento que tiene una forma asimétrica en la que cada mitad no es igual, puede ser un melanoma. ¿Por qué?

Es bien sabido que la mayoría de los lunares tienen forma esférica o circular y, en general, es posible que un lunar o una marca de nacimiento que no tenga esta forma sea peligroso.

Recomendado  Características y causas del intestino permeable

2. Tamaño: no demasiado grande.

En general, los lunares pueden medir hasta 1 cm de diámetro. Si alguno de tus lunares es de mayor tamaño o lo notas cada vez más grande, debes prestar atención a cualquier cambio o acudir al dermatólogo.

3. Un lunar repentino: ¡Cuidado!

Si de repente aparece un lunar en tu piel y comienza a oscurecerse, debes tener mucho cuidado y consultar a un dermatólogo. Es muy posible que sea inteligente.

4. Color: tonos homogéneos.

En la mayoría de los casos, los lunares normales tienen un color homogéneo en todas partes igual: domina un color. También tiende a parecer uniforme. Si ve mucho color en un lunar, debe preocuparse. Podría ser un lunar cancerígeno.

5. Un lunar con estos síntomas: inflamación, dolor, sangre o picazón.

En este caso, deberías estar mucho más atento a cualquier cambio. Definitivamente deberías ver a un dermatólogo inmediatamente. Estos signos pueden tener un fuerte potencial maligno.

6. Bordes: indefinidos o irregulares.

Si el lunar no tiene un principio o final claramente marcado, o si sus bordes no están bien definidos, también debes tener cuidado. Podría ser un lunar peligroso porque los lunares benignos están bien definidos.

7. Antecedentes familiares: ¡cuidado!

Si ha habido cáncer de piel o lunares peligrosos en tu familia, es muy importante acudir a un dermatólogo.

Recomendado  Quistes mamarios: ¿qué significan?

Aunque saben que los lunares no son hereditarios, teniendo en cuenta que todas las familias comparten el mismo tipo de piel y sensibilidad, hay que tener cuidado.

¿Preocupado por los lunares peligrosos? Recomendamos…

Para evitar la aparición de marcas malignas, puedes prevenirlas usando protector solar con frecuencia, evitando la exposición a los rayos UV directos y evitando el uso de productos que puedan atentar contra tu piel. Además, no use camas de bronceado ultravioleta.

Acordarse…

Si después de leer este artículo encuentras alguno de estos factores de riesgo o una mancha que parece un lunar peligroso, acude a un dermatólogo. El tiempo es un factor muy importante a la hora de someterse a cualquier tratamiento.


También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up