Cómo prevenir el dolor de cartílago

El sobrepeso tiende a ser una de las causas comunes del desgaste del cartílago. Necesitamos mantener el peso adecuado y hacer ejercicio para evitar lesiones.

El tejido cartilaginoso, más conocido como "cartílago", es un tejido elástico cuya matriz es la encargada de dar soporte a unas células llamadas "condrocitos". Son muy importantes y en muchos casos pueden doler o ser vergonzosos. Descubra cómo tratar y prevenir el dolor de cartílago en este artículo.

Cartílago: lo que necesitas saber

El cartílago “amortigua” las superficies y cavidades femorales, suavizando los golpes o caídas al caminar o correr y evitando la abrasión articular. Además, son estructuras de apoyo que sirven para facilitar la movilidad. En el cuerpo humano, hay tres tipos de cartílago:

  • El cartílago hialino está formado por fibrillas de colágeno. Es el grupo más abundante, ya que está presente en laringe, bronquios, costillas, tráquea y extremos articulares de los huesos. Además, se nutre de líquido sinovial y contiene poca fibra.
  • El cartílago fibroso (o fibrocartílago) tiene un tipo de colágeno más grueso. En este sentido, está presente en los discos vertebrales y articulares, los meniscos, los bordes articulares y las zonas de inserción, como tendones y ligamentos.
  • El cartílago elástico está formado por fibras elásticas y se encuentra en la epiglotis, la laringe, el oído externo, las trompas de Eustaquio y el canal auditivo. Es de color amarillento y constituye el pabellón de la oreja.

Cómo prevenir el desgaste del cartílago

Una de las principales consecuencias del desgaste del cartílago es la artrosis, una condición en la que se pierde o se reduce el tejido que amortigua y protege el hueso exterior. En la mayoría de los casos, los pacientes con problemas de cartílago son mujeres adultas. Estos son algunos consejos para prevenir el deterioro del cartílago:

  • Practicar deporte y/o también hacer ejercicio de forma habitual para prevenir lesiones musculoesqueléticas, teniendo en cuenta determinadas características como la edad o la capacidad.
  • Utilizar material deportivo y calzado para amortiguar la sobrecarga articular.
  • Consulte a un médico tan pronto como aparezca la hinchazón o el dolor para descartar daño del cartílago o inflamación del sinovio.
Recomendado  Causas y tratamientos de hongos en las uñas (onicomicosis)
  • dieta.
  • Evite los movimientos que provoquen más dolor o limiten el uso de las articulaciones afectadas.
  • Solo haga ejercicio cuando el área no esté hinchada.

Cómo se produce el dolor y el desgaste del cartílago

El desgaste del cartílago provoca dolor e hinchazón y dificultad para caminar y pararse debido a la fricción de los huesos. Los primeros síntomas son:

  • La estructura del cartílago comienza a perder su fuerza y ​​es más susceptible a daños o lesiones por impacto o uso excesivo.
  • Además, la membrana sinovial o el revestimiento de las articulaciones se inflama. Esto produce una proteína llamada citosina, que causa más inflamación y daño.
  • A medida que el cartílago se desgasta, el hueso queda expuesto y la articulación pierde su forma natural, formando espolones o “brotes óseos”.
  • Por otro lado, se forman quistes llenos de líquido y pedazos de cartílago alrededor de las articulaciones y los huesos, causando mucho dolor.

Alimentos que ayudan a construir cartílago

En la mayoría de los casos, los problemas de cartílago desgastado o faltante ocurren en las rodillas, que tienen que soportar mucho peso corporal al caminar, estar de pie, etc. Son muchas las razones por las que una persona puede sufrir problemas de cartílagos, artritis, dolor o rigidez al querer levantarse de la cama o de una silla. Ciertos alimentos pueden ayudar a prevenir el deterioro del cartílago y fortalecerlo.

Verduras

En este sentido, las verduras son los alimentos más recomendados para ello. La mayoría de ellos son bajos en calorías y son buenos para perder peso o evitar el aumento de peso.

Recomendado  Correr 1 hora al día te hace vivir más

Recuerde que la obesidad es un factor de riesgo cuando se trata de problemas de cartílago. Cuando una persona es obesa, las rodillas tienen que soportar más peso, lo que ejerce más presión sobre las articulaciones, los músculos y los cartílagos. Una dieta rica en verduras puede ayudar a reducir el dolor y la pérdida de peso. Hay millones de recetas de vegetales saludables.

Proteínas magras y mariscos

Las proteínas magras también son muy buenas para prevenir el dolor de cartílagos y articulaciones. Puede reforzarlos con una ingesta reducida de grasas saturadas y un aumento de proteínas magras, que se encuentran en los frijoles o el tofu.

Además, los mariscos ofrecen ácidos grasos omega-3 que son buenos para reducir la inflamación crónica. Siéntase libre de comer atún, salmón, arenque, sardinas, camarones, ostras y vieiras. El pescado contiene vitamina D, que reduce el riesgo de padecer artritis reumatoide.

frutas cítricas

Los cítricos pueden ayudar a construir y fortalecer el cartílago de las rodillas, previniendo el dolor del cartílago. De hecho, contienen mucha vitamina C , que el cuerpo necesita para sintetizar colágeno (forma parte de tendones, cartílagos y ligamentos). Una deficiencia de colágeno puede causar dolor, inflamación, artritis o gota si el cuerpo produce demasiado ácido úrico.

En este sentido, no dudes en comer a diario naranjas, uvas, mandarinas, pomelos y limones, así como tomates, cebollas, pimientos y moras.

Además, los frutos secos son excelentes para los pacientes que tienen problemas de cartílagos. No dudes en comer un puñado de frutos secos y cacahuetes a diario para aportar a tu organismo una buena dosis de vitamina E. Esto también limita la ingesta de azúcar y harinas refinadas (pan, pasta, arroz blanco).

Si sufre de dolor de cartílago, asegúrese de incluir estos increíbles alimentos en su dieta.


También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up