Grandes tratamientos naturales para las varices

Las venas varicosas pueden ser muy antiestéticas, pero en el artículo de hoy, lo cubrimos con algunos excelentes tratamientos naturales que lo ayudarán a mantenerlas a raya.

Las venas varicosas son una condición de salud que indica mala circulación. Estéticamente hablando, pueden ser muy notorios y afectar la autoestima de una persona. En este artículo te contaremos cómo puedes utilizar tratamientos caseros naturales para las varices , e incluso para eliminar las que han aparecido recientemente.

Tratamientos naturales para venas varicosas que mejoran la circulación

El hígado es principalmente el causante de las varices, debido a que este órgano regula la circulación y depura la sangre de toxinas. Por eso, siempre debes tener en cuenta que al considerar tratamientos naturales para las varices, debes comenzar con una buena alimentación, basada en los siguientes alimentos:

  • Frutas y verduras : entre las que destacan el limón, el pomelo, la alcachofa y la achicoria.
  • Legumbres : cocidas con comino, alga kombu o hinojo.
  • Cereales integrales : especialmente arroz, mijo, quinoa o trigo sarraceno.
  • Huevos , preferiblemente orgánicos.
  • Pez
  • carne blanca
  • Frutas y frutos secos , crudos o cocidos, pero nunca fritos o salados
  • Semillas : crudas o germinadas
  • Aceites de primera presión en frío : sésamo, oliva, girasol, lino, germen de trigo, etc.
  • Bebidas vegetales a base de avena, arroz o frutos secos
  • Especias como la pimienta o la cúrcuma.

Además, evite o limite el consumo de los siguientes alimentos:

  • Carne roja y carne envasada
  • Leche y productos lácteos
  • Patatas fritas y comidas preparadas
  • Bebidas alcohólicas
Recomendado  10 síntomas extraños del reflujo ácido

Regula los intestinos

Los intestinos son un órgano que influye directamente en la circulación por todo el cuerpo. Debido a que está ubicado en el torso, la zona central del cuerpo, si no funciona correctamente crea un bloqueo que luego impide la correcta circulación por todo el cuerpo.

Por eso es necesario que cuides tus intestinos de forma natural, sobre todo si sufres de estreñimiento, o tendencia a la diarrea o colon irritable, que son los problemas más comunes.

Infusiones para la circulación

Hay que cuidarse por dentro. Los tratamientos naturales para las venas varicosas deben incluir tés de hierbas. Por eso te recomendamos beber infusiones todos los días, especialmente aquellas que ayudan a mejorar la circulación sanguínea. Podrías elegir las siguientes plantas medicinales, por ejemplo:

  • Una planta para mejorar la función hepática: boldo, diente de león o cardo mariano (se recomienda precaución en pacientes con problemas hepáticos).
  • Romero o centella asiática para mejorar las funciones circulatorias de las extremidades (no tomes romero si sufres de hipertensión).
  • Una planta para mejorar la microcirculación: ginkgo biloba.
  • Semillas de lino para regular la función intestinal.

A estas infusiones se les puede añadir el jugo de medio limón, así como un poco de stevia o miel para endulzarlas.

Agua fria

El agua fría a menudo puede brindar un gran alivio a los problemas circulatorios, pero solo cuando se aplica correctamente.

  1. Primero, humedece tus piernas con agua fría. Puedes hacerlo en la ducha, en un lavabo, en una piscina, en el mar, con manguera, etc.
  2. Luego quédese en el agua durante unos minutos.
  3. Después de eso, seca tus piernas para que el calor regrese a ellas. Es realmente muy sanador.
  4. Si no se están calentando, intente algún tipo de ejercicio o masaje.
Recomendado  18 increíbles beneficios del cloruro de magnesio

Crema hidratante y masaje

Para mejorar aún más el riego sanguíneo de tus piernas, debes masajearlas al menos una vez al día con un producto específico; siempre recomendamos algo natural, con ingredientes inocuos.

Puedes optar por un gel o crema hidratante, o puedes hacer tu propio aceite mezclando una base de aceite de almendras con unas gotas de alguno de los siguientes aceites esenciales:

  • Romero
  • hamamelis
  • centella asiática
  • Viña
  • castaño de Indias

Masajea tus piernas con movimientos circulares, siempre hacia arriba, hacia el corazón. Por último, utiliza el puño cerrado para realizar movimientos ascendentes.

Ejercicios

Todas las noches, antes de acostarte, acuéstate en el suelo, en la cama o en el sofá, luego levanta las piernas en el aire. Si es posible, presiona tus glúteos contra la pared y mantén tus piernas completamente verticales, creando un ángulo de noventa grados con tu cuerpo.

Luego mantén la postura durante 15 a 30 minutos, o hasta que sientas las piernas somnolientas.

Este sencillo ejercicio, similar a ciertas posturas de yoga u otras terapias corporales, es muy eficaz y relajante si se practica a diario.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up