Hábitos que dañan tu intestino

Estos son algunos hábitos que dañan el intestino y pueden causar problemas como el síndrome del intestino irritable. Asegúrese de evitarlos para la salud intestinal.

Inflamaciones, gases, presión abdominal… Los intestinos cumplen una función esencial en tu organismo. Muchos factores afectan su capacidad para funcionar. Si no se maneja adecuadamente, los problemas a veces pueden incluso causar lo que se llama síndrome del intestino irritable. ¿Qué puedes hacer? ¿Qué hábitos perjudiciales para el intestino debería tener en cuenta? En este artículo te daremos algunos consejos para cuidar tus intestinos.

1. Mantener un estilo de vida estresante: uno de los peores hábitos dañinos para el intestino

Tienes que tomarte el estrés muy en serio. El ritmo de tu estilo de vida, las prisas aquí y allá, las preocupaciones, la ansiedad y el estrés pueden afectar directamente la salud de tu sistema digestivo.

Hay teorías que dicen que son como "el segundo cerebro". No es tan descabellado como parece. Recuerda que los neurotransmisores se sintetizan en el sistema digestivo. Un estado de ansiedad elevado puede provocar colon irritable, según algunos especialistas. Aquí hay algunos otros efectos de un estilo de vida estresante:

  • Deteriora su sistema nervioso autónomo. Este sistema influye en el movimiento de sus intestinos, acelerando o ralentizando su ritmo.
  • Altera tu sistema endocrino. Produce un aumento en la producción de hormonas asociadas al estrés, como la adrenalina y el cortisol. Estos causan problemas en la digestión de los alimentos.
  • Comer en exceso. Algunas personas usan la comida para aliviar los nervios y la ansiedad. Esto puede conducir fácilmente a una ingesta de alimentos superior a la media, que los intestinos pueden no ser capaces de manejar tan rápido. Provoca problemas con la digestión y la absorción de los alimentos.

Recuerda que tus hábitos de vida y tus emociones tienen un impacto directo en el funcionamiento de tu cuerpo. Esto es especialmente cierto para sus intestinos. Mantenga un ritmo de vida más lento, disfrute de su vida con calma y sea paciente con sus seres queridos.

Recomendado  5 ideas para reciclar muebles de madera

2. Mala alimentación

2.1 Evite los alimentos fritos, los alimentos procesados, las comidas rápidas y los alimentos ricos en grasas

Hamburguesas, patatas fritas, pollo frito, pizza, aros de cebolla… Todos sabemos qué es la comida rápida y por qué es mala para nosotros. Sin embargo, muchas veces recurrimos a consumirlo por falta de tiempo o simplemente porque nos gusta.

Pero, ¿cuántas veces has tenido dolores de estómago al poco tiempo de comerlos? Estos alimentos apenas contienen fibra soluble. Además, cuando se consumen en exceso, sobreestimulan el tracto intestinal y pueden causar diarrea y estreñimiento.

  • Consejos: Usa el horno para cocinar ya que usarás menos aceite. Cuando cocinas verduras, por ejemplo, tienes que cocinarlas al vapor. Cuando se trata de aceite, muchos dicen que el aceite de oliva es la variedad más saludable.

2.2 Evita la carne roja

¿Por qué evitar la carne roja? Básicamente, estos son difíciles de digerir, tienen un alto contenido de grasas y, a menudo, no se sabe su origen. Es común que los animales sean genéticamente modificados para crecer más rápido. Entonces producen una carne llena de toxinas que no es nada recomendable.

  • Consejo de salud: los expertos dicen que es mejor comer carne magra. Algunos ejemplos de carne magra son la pechuga de pollo o pavo. Al comprarlos, investiga su origen y dónde fueron criados los animales. Cuando los cocines, evita freírlos. Lo mejor es prepararlos con recetas sencillas a la plancha o al horno. Evita hábitos que dañen tus intestinos para mantenerlos en buen estado de funcionamiento.
Recomendado  9 cosas sobre el cuerpo humano que probablemente no sabías

2.3 Evitar los productos lácteos

Los productos lácteos son otro alimento que provoca el síndrome del intestino irritable en algunas personas. En general, muchos productos lácteos te hacen sentir mal, no se digieren fácilmente y carecen de fibra.

También contienen grasa y lactosa, que pueden causar problemas digestivos, lo que puede provocar diarrea o estreñimiento. Si eres sensible, el consumo de lácteos puede ser uno de los hábitos que dañan tus intestinos.

  • Un consejo de salud: Es sencillo, basta con sustituir la leche de vaca por sustitutos naturales y saludables como la leche de avena, la leche de arroz, la leche de almendras, la leche de frutos secos o la leche de coco y pistacho. Estos son fáciles de encontrar en los supermercados e incluso puedes hacerlos tú mismo. Vale la pena intentarlo.

3. Toma medicación

Algunos estudios afirman que ciertos problemas de salud en el intestino pueden estar relacionados con el uso de antibióticos. Además, muchas personas comenzaron a desarrollar esta enfermedad justo después de sufrir una infección grave. El mayor uso de este tipo de medicamentos puede ser uno de los hábitos que dañan tus intestinos.

Pero, ¿por qué es eso, te preguntarás? Los antibióticos no distinguen entre bacterias buenas y malas. Su función es básicamente deshacerse de los microorganismos con los que se encuentran, por lo que pueden provocar desequilibrios en la flora intestinal.

Pero ojo, porque lo mismo puede decirse de otros medicamentos como los que usas para el estreñimiento o la diarrea, por ejemplo. Siempre es mejor recurrir a los remedios naturales en estos casos antes que a los fármacos.

En cualquier caso, es aconsejable consultar siempre a su médico para obtener su consejo. Le informarán sobre los efectos secundarios de cualquier medicamento que esté tomando.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up