Hasta el 85% de los productos de higiene femenina contienen glifosato

Para evitar el riesgo de toxinas, puedes optar por utilizar productos elaborados con algodón orgánico o elegir otras opciones que no contengan materiales peligrosos.

Durante décadas, muchas empresas de todo el mundo han fabricado una variedad de productos de higiene femenina. Algunos ejemplos de estos incluyen tampones, toallas sanitarias, enjuagues y jabones para uso íntimo.

Aunque todos estos productos contribuyen a una mayor comodidad y seguridad cuando tienes tu período, parece que algunos de ellos podrían no ser buenos para ti. De hecho, incluso pueden contener sustancias nocivas para la salud.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y la industria de la higiene femenina sabían que entre finales de la década de 1970 y principios de la de 1980, más de 50 mujeres en los Estados Unidos murieron a causa de infecciones asociadas con el uso de tampones.

A pesar de estos trágicos eventos, la FDA y la propia industria han intentado minimizar los incidentes. Incluso hicieron todo lo posible para que pareciera como si fuera solo un "rumor".

Pero a medida que los consumidores continuaron usando estos productos de manera imprudente, la investigación científica reveló que, de hecho, podrían ser dañinos, ya que las fibras sintéticas de las que están hechos muchos de ellos pueden albergar bacterias mortales. Más aún, algunos liberan químicos que pueden ser tóxicos.

En 1975, Procter & Gamble,  una empresa estadounidense, admitió en una declaración pública lo dañinos que podían ser sus tampones. Reconocieron que el material que utilizaron contenía sustancias cancerígenas y que su uso prolongado podría alterar la flora natural presente en la vagina.

Recomendado  10 consejos para mantener una casa limpia

Después de varios años, estos tampones específicos  fueron finalmente prohibidos en 1980 y retirados del mercado. Sin embargo, ha dejado a muchas mujeres con pérdidas de fertilidad e incluso histerectomías a causa de ello.

Todavía hay motivo de preocupación

Las sustancias tóxicas contenidas en los tampones tradicionales se han convertido en una de las principales preocupaciones en los últimos años. Se estima que solo en los Estados Unidos, más de 38.000 toneladas de pesticidas se rocían anualmente en 14,4 millones de acres de algodón.

Y por si fuera poco, durante el proceso de blanqueo se le añaden al algodón químicos tóxicos como los hidrocarburos clorados.  Esto incluye la dioxina, una de las sustancias más tóxicas conocidas por el hombre.

El 85% de los productos de higiene femenina contienen glifosato

En 2015, un estudio encontró que los productos de higiene femenina continúan presentando muchos riesgos para la salud de las mujeres en general.

Una sustancia conocida como glifosato se encuentra en el algodón modificado genéticamente que se utiliza para fabricar más de la mitad de los productos de higiene femenina.

Un equipo de investigación de la Universidad Nacional de La Plata (España), liderado por Damián Marino, ha publicado los resultados de sus últimos estudios:

Encontraron rastros de glifosato en el 85 % de los productos de cuidado personal e higiene femenina que contenían algodón , los mismos productos que están fácilmente disponibles en supermercados, farmacias y mercados.

Recomendado  7 formas fascinantes de usar carbón en tu hogar

Realizaron su investigación tomando muestras de productos encontrados en la región de La Plata. Los productos incluían tampones, toallas higiénicas y otros artículos comunes para el cuidado femenino. Además, probaron hisopos de algodón, gasas, etc.

Los resultados de su análisis mostraron que el 85 % contenía glifosato y el 62 % contenía trazas de AMPA (un derivado del glifosato).

¿Existen productos alternativos de higiene femenina?

Si bien la solución ideal sería dejar de usar estos productos nocivos, la verdad es que es difícil de lograr. Brindan facilidad y comodidad a tantas mujeres en esta época del mes.

Sin embargo, a medida que comienza la respuesta a estas sustancias tóxicas que se encuentran en estos productos comunes, una buena alternativa es utilizar aquellos que están elaborados únicamente con algodón orgánico o que no contienen sustancias peligrosas. Por ejemplo,  las copas menstruales o las toallas sanitarias son opciones buenas y seguras.

Además, los expertos recomiendan tener cuidado para preservar las bacterias naturales y otra flora que protegen tu vagina. En otras palabras, evitar enjuagues y duchas fuertes, y frotar muy poco al lavar esa zona tan delicada.

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go up